SEGUNDA GENERACION


Lenguajes ensambladores:

Se crea a Fines de los ´50. En este las instrucciones se representan con símbolos fáciles de reconocer, conocidos como mnemotécnicos. Aún se utilizan estos lenguajes cuando interesa un nivel máximo de eficiencia en la ejecución o cuando se requieren manipulaciones intrincadas. Al igual que los lenguajes de la máquina, los lenguajes ensambladores son únicos para una computadora particular. Esta dependencia de la computadora los hace ser lenguajes de bajo nivel.


Están constituidos por nemotécnicos similares a palabras en idioma inglés. En primer lugar, se crea un archivo fuente con las instrucciones que se desea que la computadora ejecute, usando un editor, que es una especie de procesador de palabras. El código fuente es traducido al lenguaje máquina mediante programas traductores (compiladores). Los programadores rara vez escriben programas de tamaño relevante en este tipo de lenguajes, debido a que, a pesar que es mucho más fácil que utilizar código de máquina, siguen siendo altamente detallados (instrucciones muy básicas). Sólo se hace en los casos donde la velocidad es clave (como en la programación de juegos de video) y para afinar partes importantes de los programas que son escritos en lenguajes superiores.


external image images?q=tbn:ANd9GcSas2uB_1vDU_pROQh6Ti2zGOb6Iprz6vJUb0kKiBvBUvT3wA646A external image T13Dib01.gif